LA VERDAD
Órgano informativo de Convergencia para la Democracia Social
Guinea Ecuatorial, diciembre 2004, núm. 52    


LA VERDAD
Número 52, diciembre 2004

REVISTA DE PRENSA

PINOCHET ARRESTADO

La Corte -Suprema de Chile ha avalado la orden de arresto domiciliario para el ex-dictador Augusto Pinochet. Aunque sus defensores podrán buscar nuevas salidas legales, lo cierto es que él se encuentra en capa caída. Su proceso podría tener efectos sobre el futuro del ex-presidente peruano Alberto Fujimori y otros ex-dictadores.

Mientras el presidente Lagos ha logrado aislar a la derecha dura chilena, ahora deberá hacer frente a una izquierda dura que se siente envalentonada, crecida en las elecciones locales y que demanda mayor firmeza y ampliación de la justicia. Ésta pide no solo que se castigue a Pinochet sino que se rompa radicalmente con el sistema económico que el ex-dictador desarrolló.

El oficialismo tratará de querer mostrar que ahora se puede confiar en la renovada justicia chilena, y que el conservadurismo ha sido neutralizado en parte debido a que los antiguos socialistas se han reciclado adoptando monetario dejado por Pinochet

Arriba

  

MACÍAS ¿VERDUGO O VÍCTIMA?

Éste es el título del libro de Agustín Nze Nfumu, que, desde que salió a la luz, acapara los comentarios en los mentideros de Guinea, fundamentalmente de Malabo y Bata. Y no es para menos.

El libro, como pretende el autor, es una valiosa aportación a la memoria colectiva de Guinea Ecuatorial. ¡Qué pena que no haya más libros hablándonos de la época de "triste memoria"! ¡y qué pena que al final solo unos pocos puedan leerlo! Porque el gobierno del ex-ministro de cultura no ha podido evitar que éste sea un país de analfabetos funcionales (gente que aun sabiendo leer, no puede leerse un libro) y porque no hay librerías: algunas partidas del libro de Nze Nfumu se venden en bares).

El libro de Nze Nfumu es de lectura recomendable. Porque sucede que incluso los que vivieron el terror de los once años, con el paso del tiempo y por una reacción de autodefensa psicológica, tienden, si no a olvidar, al menos a no poder/querer recrear mentalmente el ambiente de la tragedia vivida. El libro de Nze Nfumu nos recuerda, con su descripción, dicho ambiente. Y como dice, no para revanchas ni venganzas, sino para el conocimiento de una época que ha marcado la historia de Guinea Ecuatorial; pues, como dice Ortega y Gassett, "un pueblo que no conoce su historia tiene el riesgo de repetirla".

Es valiente por parte del autor haber abordado el tema; y se nota que ha sido difícil para él; ha tenido que forzar algunas interpretaciones de determinados hechos, callarse muchos nombres y dar insistentemente otros, para alejar sospechas y connivencias.

En todo caso, aunque algunas sutilezas puedan pasar desapercibidas, lo que no puede evitar Nze Nfumu es que los lectores tiendan a leer entre líneas o que haya un paralelismo entre los regímenes que desde la colonia a hoy se han sucedido en Guinea Ecuatorial (currícundum es a curriculum como ecuatorguineano es a ecuatoguineano).

Para nosotros son comprensibles esas omisiones, elipsis y calladas, ya que muchos allegados de Macías a los que Nze Nfumu hace referencia, posiblemente sigan teniendo mucho poder en estos momentos de ¿alegre memoria?; pero para que la posteridad tenga un documento verdaderamente histórico, Nze Nfumu debería tener (si no la tiene, debería hacerla) otra versión del libro. En ella se haría interpretaciones menos forzadas, se darían todos los nombres y se establecerían comparaciones con la evolución de la relación ciudadanos-poder después de Macías.

Si no lo hace el autor, cualquier otro guineano que hubiera vivido en el Malabo de los 75-79 puede perfectamente poner muchos de los nombres que se omite..., para la historia.

Arriba